David Teniers, Jan Brueghel, y los Gabinetes de Pinturas